ENCUESTA SOBRE LA RELIGIOSIDAD DE LOS CATALANES

 

 

La consulta, realizada telefónicamente a una muestra de 600 personas de toda Catalunya durante los días 15 y 22 de noviembre de 2000, estudia cómo se autodefine la población catalana en relación a la religión, contrastándolo con sus creencias y sus prácticas religiosas. El márgen de error de la consulta es del +- 4,8%.

 

AUTODEFINICIÓN RELIGIOSA

 

Casi 3 de cada 4 catalanes (73%) se considera católico. Entre los católicos un 32 % se autodefine como católico practicante frente al 66% que reconoce no ser practicante.

 

En este punto se aprecian notables diferencias en función del género y de la edad. Las mujeres son más creyentes y el doble de practicantes que los hombres. Así, mientras que un 30% de las mujeres se considera practicante sólo lo hace el 15,9% de los hombres.

 

                                         ¿Usted se considera?

 

 

Por otro lado, de los catalanes mayores de 50 años, un 90% se declara católico, y de entre ellos un 40% practicante, mientras que entre los menores de 25 años sólo el 34,1% se autodefine como católico y un 3,5% practicante.

 

Del resto de la población, un 12% se declara ateo, un 10% agnóstico y una pequeña minoría, el 2%, dice creer en otras religiones.

 

Un 40% de los jóvenes catalanes entre 18 y 24 años se declara ateo y un 22,4% agnóstico, una no creencia que disminuye con la edad hasta llegar a los mayores de 65 años, entre los que nadie se manifiesta ateo y, sólo un 3,3% dice ser agnóstico.

 

 

PRÁCTICA RELIGIOSA

 

Del 73% de la población que se considera católica, un 13,7% afirma que nunca o casi nunca va a la iglesia y más de la mitad (52,9%) sólo lo hace en fechas señaladas o en ocasiones muy especiales.

Contrariamente, un 12,8% declara ir una vez al mes y 1 de cada 5 catalanes (19,3%) una vez o más de una vez por semana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Con que frecuencia va usted a la Iglesia?

 

 

 

% sobre

Población

 

% sobre

Católicos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Más de una vez por semana

 

2,7

 

3,7

 

Una vez por semana

 

11,3

 

15,6

 

Una vez al mes

 

9,3

 

12,8

 

Ocasiones especiales

 

38,5

 

52,9

 

Nunca o casi nunca

 

10,0

 

13,7

 

Ns/Nc

 

1,0

 

1,4

 

No católicos

 

27,2

 

-

 

 

 

 

 

 

 

Base

 

600

 

437

 

 

 

¿Con que frecuencia reza?

 

 

 

% sobre

Población

 

% sobre

Católicos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A diario

 

21,8

 

30,0

 

Una vez por semana

 

11,2

 

15,4

 

Una vez al mes

 

4,0

 

5,5

 

Esporádicamente

 

16,3

 

22,4

 

Nunca

 

16,5

 

22,7

 

Ns/Nc

 

3,0

 

4,1

 

No católicos

 

27,2

 

-

 

 

 

 

 

 

 

Base

 

600

 

437

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Son los jóvenes los que expresan, de nuevo, un rechazo más claro hacia la práctica religiosa. Un 70% de los catalanes entre 18 y 34 años sólo va a la iglesia en ocasiones especiales y un 15,4% no va nunca o casi nunca.

 

Por otro lado, un 30% de los católicos afirma que reza a diario, porcentaje que llega hasta el 50,9% entre los que lo hace, como mínimo, una vez al mes.

 

No obstante, un 22,4% dice que reza esporádicamente y un 22,7% declara no hacerlo nunca.

 

Vuelven a ser las mujeres y las personas más mayores las que rezan con más asiduidad y, además, con una diferencia notoria respecto al resto de grupos. En este sentido, un 39,6% de las mujeres dice orar cada día frente a un 15,1% de los hombres. Asimismo, un 43,3% de los católicos mayores de 50 años también reza a diario frente a un 8,3% de los grupos de edad de entre 18 y 34 años.

 

Se observa que lo que marca la diferencia entre los católicos para considerarse a sí mismos practicantes o no, es el hecho de ir a la iglesia y la frecuencia con la que asisten. Es decir, los católicos sólo se autodefinen como practicantes cuando van, como mínimo, una vez al mes a la iglesia.

 

Por otro lado, si se tiene en cuenta el número de indivíduos que reza con regularidad (como mínimo una vez al mes) es mayor al número que se considera practicante, se deduce que los católicos rezan más que no van a la iglesia, pero que, no obstante, no asocian rezar, necesariamente, con la condición de practicante.

 

DIOS

 

La gran mayoría de los catalanes (70,2%) afirma creer en Dios, siendo casi el 23,7% la proporción de los que no creen. En medio queda un pequeño porcentaje del 6,2% que no sabe o no contesta.

 

En función de la autodefinición religiosa, está claro que la totalidad de los católicos practicantes (99,3%) cree en Dios, así como la gran mayoría (86,9%) de los católicos no practicantes, pese a que Cuadro de texto: ¿ Cree usted  en Dios?

		Total		Autodefinición religiosa
				Católico practicante	Católico no practicante	Agnóstico o ateo
						
Sí		70,2		99,3	86,9	4,6
No		23,7		-	6,4	86,9
Ns/Nc		6,2		0,7	6,7	8,5
						
Base		600		139	298	130

aparece un pequeño núcleo de escépticos (6,7%) y de no creyentes (6,4%). Al otro lado, el 86,9% de los agnósticos o ateos niega creer en Dios, pero también hay pequeños grupos discordantes que o bien prefieren no hacer ninguna afirmación (8,5%) o incluso se contradicen, ya que reconocen que sí creen en Dios.

 

Cuadro de texto:  ¿Hasta que punto Dios es importante en su vida?

		Total		Autodefinición religiosa
				Católico practicante	Católico no practicante	Agnóstico o ateo
						
Muy importante		27,0		59,7	23,5	-
Importante		21,7		30,9	26,8	0,8
Más o menos importante		18,3		8,6	28,2	6,2
Poco importante		4,8		-	7,0	5,4
Nada importante		22,0		-	8,7	77,7
Ns/Nc		6,2		0,7	5,7	10,0
						
Base		600		139	298	130

Otro aspecto bastante diferente es la importancia de Dios en las vidas de los individuos. En este sentido, casi la mitad (48,7%) de la población considera que la existencia de Dios es importante o muy importante en su vida, frente a un 18,3% que afirma que sólo es relativamente importante y un 26,8% que estima que se trata de una cuestión poco o nada importante.

 

Lógicamente, son los católicos practicantes los que mayoritariamente (90,6%) afirman que Dios es importante o muy importante en su vida. Mientras, las opiniones de los católicos no practicantes se presentan más divididas: la mitad (50,3%) acepta que Dios es importante o muy importante, pero para un 28,2% lo es relativamente y para un 15,7% simplemente no lo es.

 

Ante estos resultados cabe hacer dos consideraciones:

 

a)    Aquello que determina que una persona se autodefina como católica o no es la creencia en Dios.

b)    Pese a que existe una correlación clara y directa, la religiosidad de los individuos está estrechamente relacionada con la importancia que tiene Dios en sus vidas. Para los agnósticos o los ateos, así como para los católicos más debilmente creyentes, Dios no es una cuestión importante.

 

 

EL MÁS ALLÁ Y EL JUICIO FINAL

 

 

Existe una clara división de opiniones respecto a la existencia de un “más allá” después de la muerte. Así, mientras dos de cada 5 catalanes (40%) sí creen en este “más allá”, otros dos (38,7%) lo niegan y uno (21,3%) no se atreve ha hacer ningún tipo de afirmación.

 

Cuadro de texto:  ¿Cree usted en el más allá después de la muerte?


		Total		Autodefinición religiosa
				Católico practicante	Católico no practicante	Agnóstico o ateo
						
Sí		40,0		66,2	40,6	13,1
No		38,7		10,1	34,6	77,7
Ns/Nc		21,3		23,7	24,8	9,2
						
Base		600		139	298	130

Cuadro de texto:   ¿Cree usted en la existencia de un juicio, con premio o castigo, después de la muerte? 
		Total		Autodefinición religiosa
				Católico practicante	Católico no practicante	Agnóstico o ateo
						
Sí		18,2		39,6	15,1	1,5
No		61,7		35,3	60,7	93,8
Ns/Nc		20,2		25,2	24,2	4,6
						
Base		600		139	298	130

La mayoría de los católicos practicantes (66,2%) cree efectivamente en la existencia de alguna cosa más allá de la muerte, pero 1 de cada 3 o bien ya no cree o, sobre todo, no está convencido. Los católicos no practicantes son mucho más escépticos y sólo un 40,6% cree en ello. Al otro lado, es mucho más lógico el hecho de que los agnósticos o ateos nieguen mayoritariamente (77,7%) que haya alguna cosa después de la muerte.

 

Se da mucha más unanimidad a la hora de negar la existencia de un juicio final, con premio o castigo, después de la muerte: el 61,7% de los catalanes afirma no creer en este juicio, frente a un 18,2% que sí piensa que existe.

 

Pese a que los católicos son el grupo mayoritario que defiende esta idea un 39,6% responde afirmativamente a la existencia de un juicio final con premio o castigo y el 35,3% señala que no cree en ello. No es el caso de los católicos no practicantes, que en su mayoría (60,7%) señalan no creer, o de los agnósticos y ateos,que rechazan en su totalidad la existencia de un juicio similar.

 

CIELO E INFIERNO

 

La idea del cielo está más enraizada que la del infierno,pero ambas existencias son rechazadas por la mayoría de los consultados. Así, si un 57,5% no cree en el cielo, un 65,2% no cree en el infierno. Y es que la certeza del primero sólo la tiene un 26,8% de la población, frente a un 18,8% del segundo.

 

Cuadro de texto: ¿Cree usted en el infierno?

		Total		Autodefinición religiosa
				Católico practicante	Católico no practicante	Agnóstico o ateo
						
Sí		18,8		38,1	16,8	2,3
No		65,2		39,6	64,4	93,8
Ns/Nc		16,0		22,3	18,8	3,8
						
Base		600		139	298	130

Cuadro de texto:  ¿Cree usted en el cielo?

		Total		Autodefinición ideològica
				Católicopracticante	Católico no practicante	Agnóstico o ateo
						
Sí		26,8		58,3	23,5	2,3
No		57,5		22,3	57,0	93,8
Ns/Nc		15,7		19,4	19,5	3,8
						
Base		600		139	298	130

Como en otras cuestiones, se observa una actitud muy diferente de los católicos practicantes respecto al resto. Entre este grupo, la creencia en el cielo es mayoritaria (58,3%), aunque no deja de sorprender el 22,3% que no cree o incluso el 19,4% que se muestra escéptico. Por otro lado, la proporción que dice creer en el infierno es muy superior a la del resto de la sociedad, pero sólo es del  38,1%.

 

Por su parte, la mayor parte de los católicos no practicantes niega la existencia del cielo (57%) o del infierno (64,4%), y son una clara minoría los que sí que creen, 23,5% y 16,8%, respectivamente.

 

Entre los agnósticos y ateos no hay demasiadas dudas: no hay ni cielo ni infierno.

 

A tenor de estos resultados, queda claro que los catalanes viven de forma muy diferente su religiosidad. Exceptuando la creencia en Dios que es unánime entre los católicos, el resto de dogmas religiosos son más controvertidos, sin que ello ponga en duda el propio catolicismo.

 

 

CONFESIONALIDAD Y COMPORTAMIENTO POLÍTICO

 

El 30,6% de los católicos practicantes afirma haber votado a CiU en las últimas elecciones autonómicas. Tras ellos, un 16,7% dice haberlo hecho por el PSC y un 12,1% al PP. El resto de fuerzas políticas catalanas han recibido muy poco apoyo por parte de este colectivo. Además, un 20,1% de los católicos practicantes no recuerda a quien votó y un 15,2% declara haberse abstenido.

 

 

Autodefinición religiosa y Recuerdo de Voto de las Autonómicas de octubre de 1999

Recuerdo de Voto Autonómicas

 

Total

 

Autodefinición religiosa

 

 

 

 

 

 

 

 

Católico practicante

Católico no practicante

Ateo o Agnóstico

Otros Ns/Nc

 

 

 

 

 

 

 

 

PSC

 

19,3

 

16,7

22,7

17,5

6,8

CiU

 

19,2

 

30,6

20,5

9,3

5,7

PP

 

4,8

 

12,1

3,2

2,8

-

IC

 

1,3

 

0,5

0,4

4,2

-

ERC

 

4,4

 

2,5

3,4

7,4

9,0

EUiA

 

0,7

 

1,1

0,5

1,1

-

Altros

 

0,7

 

1,3

0,4

0,8

1,5

Ns/Nc

 

14,2

 

20,1

13,8

8,8

17,2

Abstención

 

35,2

 

15,2

35,1

48,1

59,8

 

 

 

 

 

 

 

 

Base

 

600

 

139

298

130

33

 

Si se analiza este comportamiento electoral y se compara con el total de la población, se observa una sobrerepresentación de  católicos practicantes en las filas de CiU y PP en detrimento de otros partidos como el PSC y, sobre todo, ERC.

 

Por otro lado, se aprecia que, en general, los católicos practicantes son más participativos que el conjunto de la población. Si un 35,2% de ésta se declara abstencionista, de los católicos practicantes sólo lo es el 15,2%.

 

Entre los católicos no practicantes el voto se reparte casi a partes iguales entre las dos fuerzas mayoritarias. Un 22,7% dice haber votado al PSC y un 20,5% a CiU. En este caso, sólo un 3,2% lo hizo por el PP y un 3,4% por ERC, cifras que están más en concordancia con el resultado global.

 

Así pues, no se aprecian diferencias sustanciales entre los católicos no practicantes y el total poblacional, ya que la distribución del voto es bastante similar.

 

El partido más votado entre los ateos y agnósticos es el PSC con un 17,5%. A mucha distancia le sigue CiU con un 9,3% y la tercera opción más apoyada es ERC con el 7,4%. Entre este electorado incluso IC, con un 4,2% del voto, supera claramente al PP que dispone de un apoyo muy minoritario.

 

Hay, por otro lado, una clara sobrerepresentación de ateos y agnósticos tanto en ERC como en IC. Así, mientras que sólo un 6,4% de los catalanes vota a estas formaciones minoritarias (ERC, IC o EUiA), entre los ateos y agnósticos el voto para estos partidos es casi el doble (12,2%).

 

Cabe destacar, también, los altos índices de abstencionismo entre los miembros de este grupo. Si el 35,2% de la población se declara abstencionista, la cifra aumenta hasta el 48,1% entre los ateos y agnósticos que afirman haber votado en las últimas elecciones al Parlament de Catalunya.

 

Finalmente, el último grupo a analizar sería aquel que o bien no sabe autodefinirse religiosamente o bien es seguidor de otras religiones. Éste, no obstante, es un grupo muy minoritario (5,5% de la población) del que casi el 60% afirma no haber idoa las urnas en octubre de 1999.

 

 

 

 

COMPOSICION CONFESIONAL DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC)

 

Confesionalidad de los votantes del PSC

La mayoría de los votantes del PSC (77%) se autodefine como católico, entre los que un 19% se declara practicante, mientras que 1 de cada 5 (21%) se considera ateo o agnóstico. Es una proporción bastante similar al conjunto de la población de Catalunya, con una ligera sobrerepresentación de los católicos no practicantes, en detrimento de los que sí van a la  iglesia.

 

Convergència i Unió (CiU)

 

Confesionalidad de los votantes de CiU

El electorado de CiU es bastante más creyente (87%) y tan sólo un 11% son ateos o agnósticos. Además, la práctica religiosa está mucho más extendida y los católicos practicantes (34%) representan para CiU casi el doble que para el PSC.

 

 

Partido Popular (PP)

 

Confesionalidad de los votantes del PP

 

Entre los votantes populares, los católicos también representan el 87% del total pero, en este caso, los que van regularmente a la iglesia son más de la mitad (54%) del total de catalanes que le apoyan en las elecciones al Parlament de Catalunya. Sólo un pequeño porcentaje del 13% de votantes del PP, son ateos o agnósticos. Está claro, pues, que la práctica religiosa es mucho más importante entre los electores del PP y que este partido tiene que tener muy en cuenta este aspecto.

 

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)

 

 

Confesionalidad de los votantes de ERC

En cuanto a ERC, se aprecia una mayor diversidad en relación a la autodefinición religiosa de sus votantes, destacando la baja presencia de católicos, los que sólo representan el 50%, muy por debajo del 73% de catalanes creyentes. Y es que prácticamente 2 de cada 5 (38%) confiesa no creer en Dios y un 12% manifiesta tener fe en otras creencias o no saber muy bien como definirse. Sea como fuere, es evidente que el catolicismo practicante no es para ERC una fuente importante de voto.

 

 

 

Iniciativa per Catalunya (IC)

 

Confesionalidad de los votantes de IC

Mucho más exagerado es el fenómeno de IC: el 75% de sus votantes son agnósticos o ateos. Sólo 1 de cada 4 de sus electores se confiesa católico (25%), con tan sólo un 8% de practicantes. Sin duda, su pasado comunista tiene aún un peso importante en el ateismo y el agnosticismo entre sus filas.

 

 

 

Abstencionistas

 

Confesionalidad de los abstencionistas

De los catalanes que no fueron a votar en las pasadas elecciones autonómicas, un 59% se considera católico, un 9% practicante, mientras que un 31% ateo o agnóstico. Tal y como ya se había observado anteriormente, está claro que los católicos, especialmente los que hacen acto de presencia en la iglesia, participan en mayor medida en las elecciones. Casi 1 de cada 3 abstencionistas es no creyente.

 

Como resumen, cabe destacar que CiU y el PP, de forma más destacada, son partidos con una marcada confesionalidad entre sus votantes. El electorado del PSC es muy similar a la media poblacional y son los votantes de las fuerzas más de izquierda,como es el caso de ERC y de IC, los que se caracterizan por mayor especticismo religioso.

 

La encuesta acaba con el tópico de que los catolicos votan mayoritariamente a CiU y PP. Y aunque para estas formaciones la confesionalidad es muy importante, muchos católicos, practicantes o no, votan al PSC o, en menor medida, a ERC o IC.